BLOG

La Red Sevilla por el clima apoya el ferrocarril convencional, público, social y sostenible

La Red de Sevilla por el Clima hace un llamamiento público en apoyo al transporte de ferrocarril convencional de cercanías y de media y larga distancia, a la vez que lamenta que se haya instalado en nuestro país un modelo de transporte minoritario, caro y deficitario, elitista, poco eficiente, de altísimo coste ambiental y que contribuye, además, al incremento de la desigualdad social y territorial, dado que el AVE solo conecta grandes ciudades.

Según datos de la Coordinadora Estatal en Defensa del Ferrocarril Público, Social y Sostenible; el 70 % de las inversiones en infraestructura ferroviaria se ha destinado a la Alta Velocidad, y solo el 30 % de la inversión se destina a Cercanías y Media Distancia, que son en realidad utilizados por el 96 % de quienes viajan en tren y sin billete subvencionado. En cuanto a mercancías, el transporte en ferrocarril apenas supone el 3% del transporte terrestre, mientras que la media europea está en el 17%.

Ante estos hechos, se hace necesaria revertir la situación actual, de forma que las inversiones en infraestructuras deben ir compensando el largo abandono que ha sufrido el ferrocarril, así como reunificar de nuevo la gestión actual en una única empresa con estructura integrada y bajo un sistema multimodal, lo que implica potenciar el uso de la bicicleta y facilitar la accesibilidad a personas con diversidad funcional.

El tren es el medio de transporte más eficiente y respetuoso con el medio ambiente, así como el que socialmente vertebra mejor el territorio con las comarcas y el mundo rural. Posee una máxima eficiencia atendiendo al volumen de transporte y puede garantizar, con los sistemas adecuados, la mayor seguridad a los usuarios y a las mercancías.

Por todo ello, la Red estará presente en la manifestación de apoyo a la ampliación de los servicios ferroviarios entre Sevilla y Cáceres, única vía que queda operativa en la Ruta de La Plata, y animamos a todos los ciudadanos a unirse a dicha manifestación que tendrá lugar el día 12 de febrero a las 12h frente a la estación de Santa Justa.

Denunciamos al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache

El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache está cometiendo un atentado contra la naturaleza urbana con la tala indiscriminada de más de 70 árboles de gran porte y sombra, y aparente buena salud, en amplias calles y avenidas de este municipio.

Desde la Red Sevilla por el Clima, alertada por los vecinos de la población, hemos decidido actuar para parar esta tala y salvar los árboles que aún quedan.

Así, esta mañana hemos denunciado al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache ante la Delegación Territorial de la Consejería Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, la Fiscalía de Medio Ambiente y el Defensor del Pueblo Andaluz. Adjuntamos el texto de la denuncia más abajo.

Nuestros expertos botánicos y paisajistas han examinado el “informe técnico” y comunicados que ha esgrimido el Ayuntamiento para esta actuación. La conclusión es clarísima y contundente: son argumentos faltos de rigor científico y administrativo e impropios de una administración municipal. Próximamente publicaremos el informe detallado que examina la deficiente justificación del Ayuntamiento.

Ante esta lamentable actuación, desde la Red Sevilla por el Clima vamos a seguir luchando por parar este atentado contra la naturaleza urbana.

Desde la Red Sevilla por el Clima, DENUNCIAMOS:

  • Que desde el día 1 de febrero de 2018 por orden del Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) se lleva realizando una tala de árboles en la urbanización denominada Montelar, ubicada en dicho término municipal.
  • Que dichos árboles, pertenecientes a la especie Grevillea robusta, eran de gran porte y se encontraban en perfecto estado de conservación, generando sombra necesaria para el viario público, contribuyendo a la mejora del aire respirable, favoreciendo la salud colectiva de los vecinos y prestando un servicio esencial a la calidad ambiental de todos los habitantes del municipio.
  • Que la tala y apeo de dichos árboles se ha realizado sin las condiciones técnicas y de prevención necesarias para dicha operación, poniendo en peligro la seguridad de los viandantes.
  • Que la justificación dada por el gobierno municipal en su comunicado de “que los árboles actuales estaban en provocando daños en el acerado de la barriada y las ramas suponían un riesgo por posibles caídas” se contradicen con el buen estado real del acerado y la arboleda, que se puede comprobar in situ, y que ha sido refrendado por muchos vecinos del lugar.
  • Que los vecinos del entorno no han recibido información específica alguna sobre dicho acto, ni se ha recabado su opinión, hurtándoles la participación legal que les corresponde en las decisiones sobre su entorno urbano.
  • Que dichas actuaciones van en contra de todas las recomendaciones e iniciativas destinadas a la mejora del medio ambiente y el hábitat urbano, que promueven las distintas administraciones en nuestro país, poniendo en entredicho las propias normativas ambientales.

Por todo lo cual, DEMANDAMOS:

Al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache la paralización total de dichas actuaciones y la reposición del arbolado que hasta la fecha se ha apeado con ejemplares equivalentes a los originales.

Sevilla, 6 de febrero de 2018

C/C  Ayuntamiento San Juan de Aznalfarache, Delegación Territorial de la Consejería Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Fiscalía de Medio Ambiente, Defensor del Pueblo Andaluz.

Un minuto de silencio por los árboles de San Juan

La Red Sevilla por el Clima quiere compartir su estupefacción y tristeza ante la tala de 50 árboles de sombra, de gran porte y aparente salud, en las calles de San Juan de Aznalfarache, en el área metropolitana de Sevilla. Dicha tala está siendo ejecutada por operarios del Ayuntamiento de dicha población.

No llegamos a comprender cómo es posible que el Ayuntamiento de San Juan haya decidido acometer semejante atentado contra la naturaleza urbana. Más incomprensible se hace teniendo en cuenta la acuciante necesidad de más sombra y más vegetación en ciudades de un clima tan caluroso como el nuestro.  

Hemos recibido un video, grabado por un vecino de San Juan, que deja al descubierto lo inadmisible de esta tala. En el video, algunos vecinos expresan de forma contundente su rechazo a dicha tala. Vecinos y operarios se increpan. Mientras tanto, los operarios manejan una sierra sin medidas de seguridad y el árbol finalmente cae en plena calle, pudiendo poner en peligro la seguridad de los viandantes.

El Ayuntamiento de San Juan ha declarado que esta actuación se debe a que “los árboles actuales estaban provocando daños en el acerado de la barriada y las ramas suponían un riesgo por posibles caídas”. Tanto el riesgo de daños en el acerado como el de caídas de ramas son situaciones cotidianas en los acerados de todas las ciudades con árboles del mundo. Estos riesgos se solucionan con una buena gestión y manejo, y no con soluciones salomónicas que malgastan dinero público y desprecian los beneficios de los árboles en la cuidad.

Desde la Red Sevilla por el Clima exigimos la paralización inmediata de esta tala. Estamos estudiando medidas legales ante este atentado ambiental.

La localización del video es en la Avenida Clara Campoamor de San Juan de Aznalfarache. Las dos personas que aparecen talando son aparentemente operarios del Ayuntamiento de dicha población.

#MasArbolesPorAmordeDios

#SalvemosArbolesSanJuan

¡PRESUPUESTOS, PARA QUÉ OS QUIERO!

El pasado día 5 de diciembre 2017 finalizamos nuestra ronda de entrevistas en el Ayuntamiento con la entrega al Alcalde de Sevilla, Juan Espadas, de las propuestas de la Red Sevilla por el Clima para los presupuestos municipales de 2018 (Propuestas RedClima Ayto 2018). Unas aportaciones que sugieren actuaciones concretas muy ponderadas desde el punto de vista económico, pero con una gran proyección en la participación ciudadana para construir una ciudad más verde y habitable.

Durante este último mes de diciembre 2017 la Red Sevilla por el Clima se ha reunido con todos los grupos políticos municipales para transmitirle nuestra visión de la ciudad, así como las actuaciones prioritarias que entendemos pueden ser asumidas en común para avanzar en la sostenibilidad y mejora ambiental de nuestra ciudad.

Es justo mencionar y agradecer la valoración coincidente y positiva que han realizado los distintos grupos y responsables municipales, y desde la Red Sevilla por el Clima queremos así comunicarlo a todas las personas interesadas.

En cuanto a lo específico, desde Izquierda Unida hemos coincidido en la necesidad de propuestas sobre  “Urbanismo Sostenible”,  concretadas recientemente en los cambios propuestos desde la plataforma #Árboles por Amor de Dios que han sido aceptadas por el equipo de gobierno.

El grupo Ciudadanos y el equipo de gobierno desde la Dirección General de Parques y Jardines ya ha apoyado nuestro proyecto “Adopta Tu Alcorque”.

Recientemente, el grupo Participa ha presentado al pleno nuestra propuesta de “Colegios Bioclimáticos”.

Desde el grupo del Partido Popular se ha mostrado asimismo interés por nuestra propuesta de  “Concurso de balcones y azoteas verdes”.

Por último, desde el equipo de gobierno, el Sr. Alcalde personalmente expresó su motivación de impulsar tres de nuestras líneas prioritarias en 2018: Revegetación de la ciudad, Urbanismo sostenible y Colegios bioclimático.

Por tanto, y más allá de la amable y motivadora actitud ante unos papeles presentados por una entidad ciudadana, no entenderíamos que nuestros representantes en la ciudad no hicieran el sencillo esfuerzo de ponerse de acuerdo para impulsar las propuestas contenidas en ellos para el año que en breve comienza.

Si de verdad Sevilla quiere aunar esfuerzos en su carrera hacia el galardón Capital Verde Europea, es ahora el momento de echar a andar con paso decidido, y pasar de las buenas palabras, a los hechos concretos. La Red Sevilla por el Clima apoyará esta candidatura con todas nuestras fuerzas, como llevamos haciendo desde hace un año.

Estaremos atentos, y seguiremos buscando la ilusión y el apoyo de todos los sevillanos. Como hemos visto recientemente en la calle Amor de Dios, cuando los sevillanos queremos, conseguimos hacer de Sevilla un lugar mejor.

#ÁrbolesPorAmorDeDios se extiende a todas las calles de Sevilla

Hoy es un día donde la ciudadanía debe dar la enhorabuena a la plataforma ¡Árboles por Amor de Dios! por haber conseguido, con argumentos y de forma pacífica, empezar a cambiar el proyecto de urbanización de dicha calle. La Red Sevilla por el Clima espera que el Alcalde actúe e invita a seguir los pasos en el resto de calles de Sevilla y Andalucía.

Sevilla, 1 de diciembre 2017.- La Red Sevilla por el Clima felicita a todas y cada una de las más de 1.700 personas firmantes y las decenas de activistas implicadas en #ÁrbolesPorAmorDeDios, una iniciativa que está consiguiendo su objetivo: paralizar la intención de la Administración Local de no aprovechar las obras de EMASESA para cumplir el PGOU y convertir esta calle en el nexo del gran eje peatonal del Casco Antiguo, al tiempo que gane en salubridad y sostenibilidad gracias a la implantación de arbolado.

La Red felicita, especialmente, a la comunidad educativa del Instituto de Educación Secundaria San Isidoro, por su participación activa y sensibilización ante un tema que afecta también a su calidad educativa. Conseguir una calle más peatonal, con sombra y pacificada de tráfico motorizado es también el resultado de poner en práctica los valores de la educación y la solidaridad con los ciudadanos.

Felicitaciones también para la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) y a los vecinos, por luchar por la calidad de vida de sus hijos y de la comunidad educativa, implicándose decididamente en la mejora del entorno escolar y de la calidad de vida del barrio.

Y, por último, un reconocimiento especial a la buena disposición y sensibilidad adoptada finalmente por el Alcalde y el Ayuntamiento, al aceptar las peticiones formuladas y emplazar a los afectados para reunirse conjuntamente al objeto de incorporar las modificaciones necesarias para conseguir una calle Amor de Dios más humanizada y habitable.

Recordamos en cualquier caso que mientras el Consistorio no garantice que toda obra pública en Sevilla cumpla con criterios estrictos de sostenibilidad, competir por la Capitalidad Verde Europea es un brindis al sol.

Esperemos que esta sensibilidad que el Sr. Espadas ha mostrado en este caso alcance a todas las calles de la ciudad. El lema ‘árboles por amor de dios’ no se queda en esta calle, sino que llega ya a toda Sevilla, y esperemos que también a toda Andalucía.

Con más árboles, más ecología, más biodiversidad, más peatones y más bicicletas ganamos todos en salud, en bienestar y en el futuro de nuestros hijos.

Árboles por Amor de Dios!

 

La calle Amor de Dios en Sevilla está patas arriba, con una obra de Emasesa y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, que la va a dejar, por fuera, igual que estaba.

Queremos que la nueva calle Amor de Dios tenga aceras mas anchas para los peatones, plataforma única sin bordillos, menos aparcamientos, y especialmente, que se planten árboles junto al Instituto San Isidoro.

Los vecinos y los casi mil alumnos de este centro público se merecen un ambiente con menos ruido, aire más limpio y sombra verde para proteger la calle y el edificio del calor.

Queremos que el Ayuntamiento cumpla los criterios del PGOU en materia de reurbanización de calles en el Centro Histórico, y que se cumplan las propias normas municipales. (Aquí podéis consultar nuestro informe técnico al respecto del incumplimiento del PGOU).

¿Es tan difícil cumplir las normas aprobadas, Señor Espadas?

Puedes firmar para apoyar a los alumnos del instituto y vecinos de la calle en este enlace.

Estamos iniciando diferentes acciones para que el Ayuntamiento actúe y empiece a impulsar la revegetación de Sevilla.

Sevilla necesita más árboles por todas sus calles: #ArbolesPorAmorDeDios.

El Ayuntamiento de Sevilla y el clima: ¡Actúen!

Los veranos más cálidos de la historia ya están aquí. Las sequías más intensas también. El hielo en el Ártico alcanza mínimos históricos. El clima está cambiando. Ya ha cambiado. Parece que está lejos, pero ya está aquí, está cerca, está en nuestras calles.

En Sevilla sentimos ese cambio en los colegios, que en junio tuvieron que optar por la ausencia voluntaria de las aulas por el calor insufrible. También lo sentimos en cualquier paseo por nuestras calles durante días del medio año en que se ha convertido el verano. Ya todos sentimos temperaturas que parecen incompatibles con una vida confortable. Muchos vecinos de distintos barrios están movilizándose para pedir más sombra en sus calles. En el barómetro socioeconómico este año los sevillanos, por primera vez, consideran la falta de adaptación de los espacios públicos ante las altas temperaturas como uno de los principales problemas de la ciudad. El clamor ciudadano es ya más que evidente.

Y mientras tanto, nuestros dirigentes parecen mirar para otro lado. Si el anterior gobierno municipal de 2011-15 fue el Atila del medio ambiente sevillano ya que nunca antes se había hecho tanto y tan mal en contra del arbolado, la movilidad y el mantenimiento de las zonas verdes, en el actual gobierno municipal se hacen demasiadas cosas de cara a la galería, el postureo se ha adueñado de la Casa Consistorial o, peor aún, se ponen parches que rozan el absurdo.

Uno de los casos más ilustrativo es la reciente instalación de macetones de sombra’ en la Avenida de la Constitución. Se quitaron árboles de sombra en la remodelación de la Avenida, y al cabo de los años, se instalan macetones con árboles escuálidos y poco resistentes a la sequía como medida de adaptación al calor “para aliviar el trayecto de los peatones”. Esa no debe ser la medida de las acciones ambientales de este Ayuntamiento: no puede haber simulacro de respuesta ante la creciente preocupación de la ciudadanía y los visitantes.

La Red Sevilla por el Clima ha querido aportar soluciones y colaborar en todo lo posible con el grupo de gobierno en el Ayuntamiento. Hemos ayudado a impulsar la candidatura de Sevilla como Capital Verde Europea, y de forma desinteresada hicimos llegar al Ayuntamiento un informe de aportaciones técnicas realizada por una veintena de profesionales expertos en urbanismo sostenible. Desde el pasado diciembre participamos activamente en el reciente Consejo Asesor de la Energía y la Sostenibilidad, único órgano municipal de participación ciudadana en materia ambiental. Hemos tenido frecuentes reuniones con el equipo de gobierno y todos los grupos políticos para impulsar acciones que transformen Sevilla en una ciudad más verde y habitable.

Sin embargo no se perciben intervenciones de importancia en la mejora ambiental de nuestra ciudad. Y no podemos esperar más. Necesitamos acciones urgentes, consensuadas con todos los grupos políticos municipales y con la participación de la ciudadanía, que se pongan en marcha de forma inmediata.

En el apartado de soluciones, sobre qué podemos hacer, Sevilla sabe mucho de cómo actuar contra el calor y por el medio ambiente. Un buen punto de partida puede ser extender al resto de la ciudad el modelo de arquitectura bioclimática que tan buenos resultados dio en la Expo del 92. Extendamos pérgolas y zonas de sombra con vegetación en muchas calles y plazas que lo piden a gritos. Más aún, incorporemos en el pavimento nuevos materiales que provocan una disminución de la temperatura en superficie y permiten la infiltración del agua que tanta falta nos hace. Impulsemos nuevamente políticas de fomento de la movilidad no motorizada, como se hizo hace una década con tanto éxito para luego, incomprensiblemente, suspender su apoyo. Desarrollemos una red de huertos urbanos que forme parte del sistema de equipamientos públicos y de creación de empleo en la ciudad. Promocionemos la generación distribuida y el autoconsumo energético. Incentivemos la economía circular en nuestras empresas e industrias. Consolidemos un tejido fuerte de pymes innovadoras que crean empleo, además de ofrecer productos y servicios bajos en carbono.

Necesitamos gobernantes audaces y valientes, con visión de futuro y un proyecto ambicioso de ciudad que sitúe a Sevilla en la vanguardia de las ciudades de nuestro entorno en relación al cambio climático, y garantice un futuro digno y justo a nuestros hijos.

Red Sevilla por el Clima, octubre 2017

La Red Sevilla por el Clima felicita a la plataforma por la pasarela peatonal de Tablada

Desde la Red Sevilla por el clima queremos felicitar a la plataforma por la pasarela peatonal de Tablada por el éxito de las numerosas movilizaciones que han culminado con el anhelado inicio de la construcción de este puente de unión que servirá, una vez inaugurada la obra, para suturar la herida, provocada por la construcción de la SE-30

Un placer poder constatar junto a miembros de la plataforma, consejero de obras públicas, director de obras públicas y fomento y otras autoridades, el estado actual de la obra de la pasarela peatonal y ciclista que recuperará la conexión natural del Aljarafe con la red de carriles bici de la ciudad de Sevilla.

Una sorpresa observar que la estructura metálica se ha pintado de un color verde bastante oscuro, a pesar de estar concebida inicialmente para ir pintada de blanco, lo que disminuye su albedo (capacidad para reflejar el calor) aumentando ostensiblemente la temperatura superficial, disminuyendo el confort de la misma, y afectando a las dilataciones estructurales y la duración del revestimiento.

Esperamos que tras una historia de proyectos fallidos y numerosos retrasos esta imprescindible infraestructura se termine sin dilación, lo que procurará un aumento exponencial de la seguridad, del uso y de la construcción de nuevas vías peatonales y ciclistas en el territorio del Aljarafe.

 

Defensa ha pedido mejoras por la cercanía del acuartelamiento:

http://www.diariodesevilla.es/sevilla/Defensa-pedido-mejoras-cercania-acuartelamiento_0_1169883547.html

“Sellemos” el Clima de Sevilla

Artículo publicado en el Diario de Sevilla el 1 de julio 2017

Uno de los retos actuales a los que se enfrentan las ciudades es la tendencia creciente a la ocupación del suelo y su posterior sellado. Proceso en el que inicialmente se ocupan terrenos, que previamente eran espacios libres o suelos abiertos, cambiando su uso para edificar sobre ellos y, seguidamente, culminar esos espacios cubriéndolos con capas impermeables de asfalto y/o hormigón, produciéndose el efecto denominado urbanísticamente “sellado del suelo”. Los resultados de dichas actuaciones se traducen en impactos ambientales que afectan tanto a la biodiversidad y los recursos hídricos, como al ciclo del carbono, la calidad del aire, la temperatura y el clima de las zonas urbanas (“Los costes ocultos del sellado del suelo”. Comisión Europea. 2013)

Sin embargo, recuperar esa pérdida de suelos es también una de las líneas de trabajo preferentes en las políticas de planificación europeas, sugiriendo un catálogo de buenas prácticas en el que, además de una adecuada ordenación territorial y local, se encuentran recomendaciones como revegetar y permeabilizar las ciudades utilizando para ello medidas como instalar cubiertas verdes en viviendas y edificios, poblar de vegetación azoteas, terrazas y balcones de las viviendas, implantar jardines y huertos comunitarios, desarrollar la arboleda en calles, plazas y red viaria y utilizar materiales y pavimentos adecuados que atenúen las altas temperaturas y permitan la filtración de las aguas de escorrentía de la ciudad.

Sevilla protagoniza en los últimos tiempos un intenso debate urbanístico y crítica social ante la excesiva proliferación de los denominados espacios “duros”, herencia de una arquitectura reciente poco habitable y deshumanizada, que contribuyen a incrementar el efecto “isla de calor” propio de las concentraciones urbanas. Si a esto le añadimos las condiciones geomorfológicas y climáticas de nuestra ciudad, con altas temperaturas y un periodo estival que se anticipa y extiende hacia las otras estaciones anuales, la ecuación resultante afecta de manera muy negativa la calidad ambiental y el confort de los ciudadanos.

Episodios recientes de remodelación urbanística no han mejorado (y en algunos casos los han empeorado) ambientalmente los diversos espacios afectados: Plaza de Armas, Trastamara , Marqués del Contadero, Juan Antonio Cavestany, Mercado de la Carne,… teniendo prácticamente todos ellos un denominador común: falta vegetación, sombra, agua, fuentes,… además de un empleo excesivo de materiales y pavimentos inadecuados (el “sellado del suelo”).

Con perseverancia y abiertos a la colaboración permanente con el ayuntamiento, la Red Sevilla por el Clima ha planteado desde su creación, hace ahora poco más de un año, la necesidad perentoria de incluir en la ejecución de la obra pública de la ciudad criterios de sostenibilidad y parámetros ambientales. Como resultado de ello el pasado 31 de marzo el pleno municipal aprobó la propuesta de crear una “Comisión encargada de la Capitalidad Verde Europea, con un triple objetivo: a) Impulsar la ciudad de Sevilla como Capital Verde Europea. b) Establecer un “sello climático” para aquellas obras públicas que reúnan una serie de condiciones medioambientales previamente definidas por la Comisión para la Capitalidad Verde Europea. c) Asegurar que todas las obras públicas que se impulsen por este ayuntamiento reúnan las condiciones ambientales necesarias para obtener dicho “sello climático”. (sic)

Ni que decir tiene que los apartados b) y c) de la resolución aprobada van a dar la medida para poder aspirar con credibilidad y posibilidades de éxito al apartado a) de la misma: conseguir el galardón de Capital Verde Europea.

Y un nuevo reto surge, esta vez en el escenario educativo, donde las altas temperaturas y las olas de calor han puesto de manifiesto la inadaptación de los centros escolares a los rigores del clima, circunstancias que afectan seriamente la salud y el rendimiento académico de quienes son el presente y futuro de nuestra sociedad: la comunidad educativa.

Es urgente iniciar un Plan de Reacondicionamiento Climático en los centros docentes, que los provea de equipamientos energéticos sostenibles, utilizando energías renovables y facilitando el conocimiento y aplicación de los procedimientos bioclimáticos óptimos para conseguir una escuela más saludable.

Desde la Red Sevilla por el Clima tenemos el firme compromiso ciudadano, junto a otras entidades y asociaciones, de avanzar y colaborar con los gestores de la ciudad para “Sellar climáticamente Sevilla”.

Sevilla dispone de los recursos profesionales, conocimientos y experiencias necesarios para aplicarlos sin más demora en la planificación urbana sostenible. Tenemos la aprobación política unánime de todos los grupos municipales.

¿Empezamos?

Sevilla, 20 de junio de 2017

Francisco Oñate (biólogo), Gonzalo Díaz Recasens (arquitecto), Indalecio de la Lastra (ingeniero de caminos), Valeriano Ruíz (físico)

Red Sevilla por el Clima

La Red Sevilla por el Clima ve “escasamente sombreada” la nueva obra de Juan Antonio Cavestany

Red Sevilla por el Clima, Junio 2017

La Red Sevilla por el Clima como asociación ciudadana comprometida con el clima urbano de la ciudad y el área metropolitana, tiene como encomienda fundamental mejorar la habitabilidad, bienestar climático y el futuro de la ciudad, y poner de relieve las acciones positivas o negativas que tienen los proyectos municipales para el clima de la ciudad. Para ello nos basaremos en criterios objetivos y medibles.

El nuevo parque recientemente inaugurado en la calle Juan Antonio Cavestany, se realiza en sustitución de una plaza “Dura” construida en los años 90 cuando distintas corrientes culturales y filosóficas, ante un contexto urbano muy distinto del que nos encontramos hoy, apostaban por este tipo de espacios muy pavimentados y de escasa vegetación. La problemática de este espacio generó rechazo durante mucho tiempo entre los vecinos derivando en su abandono. La esperanza del vecindario en un cambio de rumbo y su reconstrucción como un verdadero espacio verde para el barrio, llegó cuando se conoció la que entendemos acertada decisión de intervenir en ese espacio y en ese sentido por parte del ayuntamiento. Sin embargo, lamentamos profundamente que la ejecución del parque no ha terminado de conseguir los planteamientos de partida,

Sin embargo, lamentamos que la ejecución del parque llevada a cabo no haya terminado de conseguir los planteamientos de partida, distando el resultado de las previsiones iniciales y de las expectativas de sustituir una plaza dura por un pulmón verde a semejanza del parque próximo sito en la calle Sta. Juana Jugán.

Atendiendo a las distintas variables que intervienen en la calidad ambiental y climática del espacio público, el resumen de las valoraciones realizadas siguiendo el protocolo del Sello Climático de la Red es el siguiente:

Superficies sombreadas: En este trascendental aspecto, el parque presenta dos partes muy diferenciadas, por una parte el tramo más estrecho ubicado al sur ha sido reforestado con una densidad de árboles suficiente para lograr niveles de sombreado que se aproximan al 40% de la superficie, siendo el tramo ubicado al norte donde el problema es mayor, hasta el punto en que no llega a cubrir un 20% de la superficie tratada. En esta zona donde el parque se ensancha y los árboles de la avenida se interrumpen, la densidad de nueva arboleda plantada disminuye drásticamente, antes del encuentro con la calle José Laguillo. El problema viene acentuado por el tipo de árbol elegido, al no tener follaje suficiente para conseguir altas densidades de sombra, y por las dificultades de adaptación a la obra, presentando marras desde el momento de su plantación. Para que las sombras procuradas por la arboleda repercutan positivamente en el microclima del espacio público hay que considerar aspectos inherentes a las especies usadas como la altura media del aire sombreado que supondría, o las densidades de copa.

Superficie pavimentada y albedo ponderado: Entendemos que el nuevo proyecto mantiene una muy elevada proporción de superficie pavimentada (aproximadamente dos tercios del espacio tratado), generando al mismo tiempo un fraccionamiento de los espacios ajardinados. Por una parte, la zona ubicada más al sur se ha tratado con parterres alargados que mitigan en parte las condiciones de recalentamiento del parque. Pero es el tramo norte donde además de la escasa densidad de sombra se ve aumentada la superficie pavimentada, reservando tan sólo pequeñas alcorques repartidos en micro-espacios aislados entre sí.
Se genera así una discontinuidad entre pequeñas zonas verdes inconexas, sin que se entienda el argumento o la idea general que soporte el diseño. ¿Por qué este diseño? ¿Para qué tanto pavimento? Las superficies pavimentadas resultan impermeables a la filtración, el índice de porosidad es muy bajo y no hay muchos elementos destacables que eviten su sobrecalentamiento que puede continuar durante la noche al no recuperar la temperatura ambiente.

Ventilación natural del espacio público: La influencia del aire urbano recalentado por las amplias explanadas de pavimento y asfalto va a seguir repercutiendo negativamente en el microclima del conjunto proyectado. La mitad norte de la actuación coincide con un entorno de grandes playas pavimentadas, faltos de la protección climática que brinda la densa arboleda en el resto de la avenida. La influencia del efecto isla de calor, especialmente acusado en el anillo perimetral del Centro Histórico sevillano mantendrá su entrada desde la calle José Laguillo al área de actuación dificultando el embalsamiento de aire frio en su interior.

Continuidad con los ecosistemas del entorno: En ese mismo sentido, cabe llamar la atención de la oportunidad de asociación que existe con los espacios verdes del terraplén del puente de Santa Justa, en la acera opuesta de la calle Sta. Juana Jugán, unos espacios altamente sombreados y con suelos verdes que mantienen unas óptimas condiciones climáticas en su interior y son intensamente utilizados por los vecinos. El tramo de calzada de la calle Juana Jugan podría haberse reducido para poder unir ambos parques, cuestión que hoy todavía creemos necesaria y viable.

Accesibilidad peatonal: En la propuesta se ha mantenido la valla perimetral que cerraba la plaza anterior. Esta decisión que puede ser acertada para el mantenimiento de los elementos urbanos, resta permeabilidad de accesos al parque, que facilitarían su uso no sólo por parte de los vecinos sino también por parte de peatones que se dirijan a la estación de Santa Justa desde Cavestany, y seria necesario aumentar los puntos concretos de registro interior de la actuación. El espacio vallado genera una alta discontinuidad en el espacio donde se colocan anualmente las casetas de la Fiesta del Marisco, que si bien suponen una actividad amable para el barrio, no debe ser excusa para mantener la pavimentación completa y sin árboles, que incide negativamente en las premisas de transformación vegetal con que acertadamente se inició la actuación. Bien podría localizarse en cualquier espacio próximo del entorno, o haberla compatibilizado con superficies de pradera natural y arboladas.

En resumen, la Red Sevilla por el Clima considera que aunque partía con buenas intenciones desde su gestión, la actuación se presenta excesivamente pavimentada y escasamente sombreada, por lo que es mejorable desde el punto de vista de la aplicación de los criterios del Sello climático, iniciativa aprobada recientemente por el ayuntamiento de Sevilla. Esperamos que a corto plazo se puedan corregir estas cuestiones y el espacio se convierta en el pulmón climático ejemplar que se pretendía.