Tala injustificada, gasto innecesario y eliminación de sombra, de O2 y de captación de CO2 y polvo

En un patio intracomunitario en Los Remedios

Parece inaudito que en la actualidad se sigan haciendo estas barbaridades con los árboles, y lo peor, que haya empresas de jardinería y viveros con tanta falta de profesionalidad

Si tenemos que seguir hablando de los beneficios de los árboles vamos mal. La falta de formación en materia de arboricultura y sensibilidad con los árboles es una desgracia que estamos pagando todos los ciudadanos y la fauna asociada a ellos.

María Soler, técnica arborista con la empresa Plan Ve y socia de la Red Sevilla por el Clima:

Los vegetales nos llevan más de 300 millones de años de evolución y, a diferencia con los animales, que huyen de los problemas, se enfrentan a ellos evolucionando y modificando sus estructuras y mejorando su fisiología para adaptarse y poder sobrevivir.

Los recientes conocimientos en arquitectura arbórea permiten entender mejor las reacciones de un árbol frente a una poda y porqué estas reacciones pueden ir en contra de los objetivos de un buen mantenimiento (Jeanne Millet. Artículo 15 Buenas razones para no podar un árbol. Revista arboricultura AEA nº 76)

El humano, por desgracia, sigue pensando que con sus podas los está ayudando pero debemos grabar a fuego en nuestras cabezas las siguientes afirmaciones técnicas:

  • La mejor poda es la que no se hace.
  • Los árboles no necesitan podarse. Es cierto que en un entorno urbano los árboles están fuera de su medio natural y viven rodeados de interferencias, contaminación, mala calidad de suelo, poco espacio para el desarrollo del sistema radicular y un largo etcétera pero a pesar de eso son capaces de desarrollarse y aportarnos múltiples beneficios.

Sólo existen tres razones de poda que justifiquen una intervención: seguridad, situación y regulación de estructuras. Y en cualquiera de los tres casos las actuaciones deben ser puntuales y estar muy bien justificados cada uno de los cortes que se vayan a realizar.

  • Los árboles tienen un ritmo diferente al de los animales, los arboricultores y profesionales del sector nos debemos limitar a acompañarlos y nunca adelantarnos a sus procesos naturales de desarrollo.
  • Los árboles no son peligrosos y cuanto mayores sean mejor: sus extraordinarios beneficios serán enormes. Los hacemos peligrosos nosotros con las podas.
  • La poda genera poda, y por lo tanto un coste económico injustificable e insostenible.
  • “Con las podas crecen más”. Error, los árboles terciados y mutilados lo que hacen es generar numerosas brotaciones de emergencia para suplir todo lo que el hombre le ha quitado y volver a reestructurar su copa.
  • Cortar o pinzar la extremidad de un tronco significa destruir el centro organizativo de un árbol y por lo tanto supone provocar desajustes en su estructura. A muchos viveros españoles les queda mucho por aprender.
  • El árbol no tiene ni una sola hoja inútil.
  • La mejor herramienta para realizar una poda en un árbol es el serrucho, si usamos la motosierra es que algo hemos hecho mal en el pasado.

Aunque no lo parezca, esto ¡eran naranjos!

Esta atrocidad sólo puede calificarse como arboricidio, incompetencia absoluta, falta de profesionalidad por parte de la empresa que lo ha ejecutado y falta de sensibilidad y de rigor por quien lo ha contratado.

Es una poda absolutamente injustificada, no hay razón de seguridad, no hay razón de regulación, y no hay razón de espacio.

Es una tala (no se puede considerar ni siquiera como poda) que ha destruido estructura del árbol, gasto económico innecesario, ecosistema de la fauna asociada a los árboles, sombra, generación de O2, captación de CO2, captación de polvo…

Ya es hora de empezar a pedir responsabilidades a las empresas y gestores que permiten estas actuaciones.

¿Qué podemos hacer?

  • En tu comunidad de vecinos, antes de podar, exige que un técnico arborista evalúe la necesidad de podar y el mejor tratamiento posible a los árboles.
  • Como vecino, en redes sociales y en tu barrio: denuncia cuando veas este tipo de actuaciones, informa a tus vecinos para crear conciencia sobre como debemos tratar a los árboles en la ciudad, para el beneficio de todos.

 

2 pensamientos en “Tala injustificada, gasto innecesario y eliminación de sombra, de O2 y de captación de CO2 y polvo

  1. Seria interesante saber el lugar exacto para poder denunciarlo. A pesar de ser zona privada hay que sacar un permiso ante la GMU, como si fuera una obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.