El Movimiento Por el Clima de Sevilla reclama una ciudad sin malos humos

• Durante la celebración del Día sin coches y de la Semana europea de la movilidad.

• Desde hace un año, nada se sabe del plan de movilidad sostenible, no se ha convocado la mesa de movilidad y no se ha propiciado debate

• Todas las estaciones de medición del aire en Sevilla y su área metropolitana, menos una, superan los límites recomendados, y la peor, la del centro.

• El Movimiento ofrece al Ayuntamiento colaboración en la elaboración de un ambicioso plan para una ciudad más habitable.

• Sevilla necesita más árboles y menos coches. Y para ello se requiere combinar transporte público, bicicleta y el caminar.

Las organizaciones firmantes, reunidas en torno al Movimiento Por el Clima de Sevilla, quieren aprovechar la celebración del día sin coches y de la Semana europea de la movilidad para dirigirse a la ciudadanía de Sevilla, a las organizaciones sociales y económicas y a las fuerzas políticas para abrir un amplio debate sobre la movilidad que tenemos y la que necesitamos y queremos.

El Ayuntamiento emprendió hace un año la redacción del plan municipal de movilidad sostenible, un instrumento imprescindible para planificar con eficiencia económica, social y ambiental el movimiento de personas, bienes y servicios en la ciudad y su entorno próximo.
En este tiempo nada se sabe sobre el avance de los trabajos, no se ha convocado la mesa de movilidad y no se ha propiciado el más mínimo debate social por parte del gobierno municipal. Por el Clima de Sevilla quiere hacer un llamamiento al alcalde para que aproveche la oportunidad de la redacción de dicho plan, para impulsar este imprescindible debate, proporcionando la información necesaria y abriendo cauces de participación efectiva.

El Movimiento considera que es imprescindible para lograr un amplio consenso sobre cómo quiere moverse la sociedad sevillana y cómo quiere distribuir el espacio público. Un sistema de movilidad que funcione bien, moderno, eficiente, sin malos humos, es necesario para el buen funcionamiento económico de la ciudad, para lograr la inclusión social y para reducir el grave impacto sobre el clima que tiene el actual modelo (todas las estaciones de medición del aíre en Sevilla y su área metropolitana, menos una, superan los límites de contaminación recomendados, siendo la peor, la del centro), en el que predomina el coche con sus emisiones contaminantes.

Con esas premisas, el Movimiento ofrece su colaboración al Ayuntamiento de Sevilla para la elaboración de un ambicioso plan de movilidad sostenible, con el objetivo de lograr una ciudad más habitable.

Se necesitan muchos más árboles y muchos menos coches. Y para ello se requiere combinar transporte público, bicicleta y el caminar.
Eso implica un gran impulso al actual sistema de transporte, que no es competitivo con el coche. Y para ello necesitamos salir del atasco en el que se encuentra nuestro modelo de transporte desde que en los años setenta se decidiera construir la red de metro subterráneo.

Desde entonces se han producido grandes avances en el transporte público. Ciudades similares a Sevilla muestran buenas referencias sobre las que construir un modelo propio, combinando diferentes medios accesibles con una única tarjeta de coste económico, tanto para la ciudadanía como para las administraciones.

Hoy es posible contar con vehículos eléctricos articulados de la misma capacidad que nuestro metro, que no precisan de la construcción de túneles ni de vías para mover la misma cantidad de personas, a la misma velocidad, por diez veces menos coste. Tenemos una red de cercanías que admite un amplio margen de mejora en el servicio que presta en el área metropolitana, particularmente en el Aljarafe.

Lo mismo podemos decir de la red de autobuses urbanos y metropolitanos. Y tenemos un río que podríamos usar como medio de transporte como hacen otras ciudades fluviales. Carecemos de los modernos sistemas de Aparcamiento y Transporte (Park & Ride) con los que cuentan buena parte de las ciudades de Europa y que permitirían que dentro del anillo de SE-30 nos moviéramos fundamentalmente en transporte público, bicicleta y caminando.

El plan centro que necesitamos debe extenderse a todos los barrios de Sevilla. Queremos y podemos ser capital verde europea y para ello necesitamos marcarnos objetivos mucho más ambiciosos, para convertir la urbe en una ciudad casi sin coches.

Entidades y colectivos firmantes de esta Nota:

Ecoemprendedores por el Clima


CCOO Sevilla


Greenpeace


Acción en Red Sevilla


Ecologistas en Acción Sevilla


FACUA Sevilla


Iniciativa Sevilla Abierta


Plataforma por un nuevo modelo energético


Red Sevilla por el Clima

El Movimiento ‘Por El Clima de Sevilla’ lo integran 27 entidades y colectivos:

Federación de Asociaciones Vecinales de Sevilla, Red Sevilla por el Clima, Ecologistas en Acción Sevilla, CCOO Sevilla, Greenpeace, FACUA Sevilla, Comisión Española de Ayuda al Refugiado en Andalucía, Acción en Red, Oxfam Intermón, Plataforma por un nuevo modelo energético, Som Energía, A Contramano, Colegio de Geógrafos de Andalucía, Iniciativa Sevilla Abierta, Alianza por el Clima Sevilla, Subdirección Hábitat Sostenible de la ETSA, Escuelas de calor, ONCE Andalucía, USTEA Sevilla, Enlázate por la justicia Sevilla (Cáritas, Manos Unidas, REDES…), Red Andaluza de la Nueva Cultura del Agua, Ingeniería sin Fronteras Andalucía, EcoEmprendedores por el Clima y Colegio de Ingenieros de Canales, Caminos y Puertos – Andalucía.

One thought on “El Movimiento Por el Clima de Sevilla reclama una ciudad sin malos humos

  1. Totalmente de acuerdo en que una Sevilla con menos coches y menos tráfico contribuirá a que la ciudad sea más saludable y agradable. Un transporte público eficiente y recuperar unos hábitos de desplazamiento más sanos (caminar y pedalear) son fundamentales, pero ni el transporte público ni el desplazamiento físico va a poder paliar nunca todas las necesidades de movilidad, por eso me sorprende que no se destaque en esta estrategia del movimiento de Sevilla por el clima la potenciación de los vehículos eléctricos privados , que ni emiten “malos humos” , ni contaminan acústicamente. Hace unos tres o cuatro años la administración pública se gastó una considerable cantidad de dinero para crear una red de puntos de recarga de vehículos eléctricos en Sevilla que a 31 de diciembre de 2017 han quedado desactivados por haber finalizado el periodo de subvención del Plan Movele. Por lo que se ve, no se debió prever nunca la posibilidad de que se pudieran seguir usando sin subvención mediante. Así que hecha la inversión y creada la infraestructura, ahora la dejamos estropearse como tantas otras en Sevilla pasado el evento. Total, se hizo con dinero público y a nadie parece importarle, salvo a los ciudadanos que nos creímos que iba en serio lo de apostar por una ciudad libre de humos y de ruido y ahora vemos limitada nuestra movilidad con el coche eléctrico. Ciudadanos que por motivos de trabajo, tiempo y distancia, no podemos desplazarnos por Sevilla y su área metropolitana ni andando ni en bicicleta, por más que nos guste. Y mi pregunta es ¿por qué nadie habla de esto? ¿Por qué a nadie parece interesarle?

    una ciudad con menos coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *